Image default
Sin categoría

Sara Facio: “La poesía de María Elena Walsh será eterna, como ella”

Sara Facio y detrás la primera foto que le sacó a Maria Elena Walsh (Juan Batalla)
Sara Facio y detrás la primera foto que le sacó a Maria Elena Walsh (Juan Batalla)

Con voz bajita, pausada, cuenta que hay algo que María Elena Walsh nunca cambió: el brillo de sus ojos. Lo comenta la prestigiosa fotógrafa Sara Facio, quien fue pareja de la poeta, escritora, cantautora y dramaturga argentina durante muchísimos años. Lo dice mientras recorre la muestra que se montó sobre la avenida Sarmiento, donde a modo de homenaje también se realizaron actividades para niños y recitales en torno a ssu obra.

La expo, realizada con el archivo personal de Facio, constó de 24 imágenes, que incluyeron capturas de la infancia de la madre de Manuelita y tantos éxitos más, como también instantáneas realizadas por Facio a lo largo del mundo, con diferentes personalidades de la cultura o en presentaciones, todo en el marco de la Maratón Literaria organizada por el Ministerio de Cultura de la Ciudad, en una actividad paralela a la Feria del Libro de Buenos Aires. "Ves", retoma, "la misma mirada profunda y brillante".

Así, se pudo ver desde el documento de la infancia de María Elena a otras junto su padre, ferroviario inglés que tocaba el piano y que le infundió ese amor por las canciones y los juegos de palabras, mientras caminan por Ramos Mejía, la ciudad del oeste bonaerense que la vio nacer el 1 de febrero de 1930. O también con su madre, de origen andaluz, que le transmitió esa sensibilidad por la naturaleza, como puede leerse en los poemas de Otoño Imperdonable (1947).

Junto a su padre en Mar del Plata (1941); también en la rambla pero en 1994, y junto a Leda Valladares en la Tv francesa (1955)
Junto a su padre en Mar del Plata (1941); también en la rambla pero en 1994, y junto a Leda Valladares en la Tv francesa (1955)

Camina ayudada de su bastón, se toma su tiempo para mirar cara foto y en algunos casos estira la mano para tocarla, para enseguida buscar algún cómplice para relatar la historia de una imagen. "Esta es la primera foto que le saqué", cuenta risueña, "ella debutaba en el teatro Regina y quería conocerme. Yo estaba realizando un trabajo para los afiches del teatro y cuando llegué, exclamó: '¿vos sos Sara Facio?, esperaba a una mujer mayor'". La anécdota corresponde a 1965, cuando Walsh se presentó junto a Leda Valladares, con quien había compartido una exitosa gira de 4 años por Francia -en realidad un auto exilio para poder trabajar con creatividad y sin censura-, en la que entonaban canciones folclóricas del norte argentino. Y remata, Facio: "Es que ella estaba acostumbrada a que las fotógrafas de esa época eran mayores, como Annemarie Heinrich o Grete Stern".

Es imposible no recorrer la muestra, oír de fondo sus canciones y que la infancia no nos invada de golpe. Ya son cuatro generaciones que reconocen su música.

-Sí, son mucho años de una obra que llegó a muchas personas. Me parece que las cosas que son realmente buenas, que llegan a la gente, al pueblo, se convierten en folclore. Es maravilloso, lo mejor que puede sentir un artista es ser representante de lo que es su país, de lo que es su gente. La esencia del país. Cuando Maria Elena habla de la patria todos sentimos que es en serio, que los jazmines son argentinos. Cuando habla del idioma de infancias sabemos muy bien a qué se refiere, entonces por eso creo que va a perdurar.

Facio recorrió el espacio que le rindió homenaje a María Elena Walsh (Juan Batalla)
Facio recorrió el espacio que le rindió homenaje a María Elena Walsh (Juan Batalla)

Claro, además de su magnífica obra musical, también estuvieron sus cuentos. Hoy, en que la literatura infantil y juvenil es una parte muy importante del desarrollo de nuevos lectores y sobre todo de lectores críticos, y es imposible pensar este escenario sin María Elena. Recuerdo, por ejemplo, que cuando era chico leía El Diablo Inglés, que me aterrorizaba, y hoy se las leo a mis hijas y su contenido se resignificó, se disfruta desde otro lugar.

-Eso es lo importante. Por eso los padres siguen leyéndole a los chicos, porque como niños les llegó de una forma, pero a medida que iban creciendo se daban cuenta del significado profundo que tenía y además la belleza estética. Eso pasa con muchos textos de María Elena, que además de tener una gran conciencia en lo filosófico tenía una poesía, era sobre todo una poeta.

Algunas personas se acercan, caminan a su lado mientras Sara recorre la instalación MeW (por sus iniciales), una obra arquitectónica monumental e inmersiva de 100 metros del artista Daniel Fischer. Allí, en su interior, se presentó otra de las características de la personalidad de María Elena, su pensamiento adelantado a su época. En las paredes del espacio se plotearon los 24 puntos del hoy recuperado artículo de 1980 realizado para la revista Humor, Sepa por qué usted es machista.

El espacio #MeW sobre la av. Sarmiento desde arriba (Ministerio de Cultura de la Ciudad)
El espacio #MeW sobre la av. Sarmiento desde arriba (Ministerio de Cultura de la Ciudad)

-Estoy muy contenta con la muestra. Está hecha con mucho respeto, se nota el profesionalismo y el empeño que le pusieron. Las fotos son ampliaciones de negativos, por lo que la calidad que tienen es insuperable. También me encanta cómo la representaron en su costado literario, pero no es fácil encontrar textos malos de María Elena.

Saliendo un poco de este contexto, este año se realizó uno de los grandes anhelos de María Elena como le contó usted a Infobae Cultura el año pasado. Ya se entregaron los premios literarios del concurso de cuentos de la Fundación que usted dirige.

-Sí, fue muy emotivo, algo que esperé por mucho tiempo. La idea madre es que ese dinero, que son los derechos literario de María Elena Walsh, que cobro yo, sirva para ayudar a los jóvenes y a la gente nueva que necesita ser apoyada de cualquier forma y sobre todo que pueda ser reconocida y publicar sus libros y mostrarse al mismo. Ganó Tomás Downey, que sin dudas va a ser uno de los grandes autores argentinos, es muy bueno.

Cuatro instantáneas de lo que sucedió en los alrededores del espacio #MeW
Cuatro instantáneas de lo que sucedió en los alrededores del espacio #MeW

En los alrededores del espacio #MeW también se llevaron a cabo Juguemos en el Mundo, un viaje por las aventuras artísticas de Walsh en formato de novela gráfica contado con sus propias e inspiradoras palabras, hubo una pizarra gigante, un campamento literario con obras de varios autores, un musical de las Estaciones Vibra, conciertos con Naranja Dulce, free style, Rosario Ortega, Ainda Dúo, lectura de cuentos, talleres de luthería para niños y más. En total, 30 mil recorrieron el lugar en las 8 horas que funcionó.

"Es un orgullo para nosotros celebrar este homenaje a María Elena walsh. Sobre todo, porque lo hacemos en el espacio público y con los vecinos de protagonistas. la instalación artística de Daniel Fischer es un homenaje muy actual por la propuesta artística en sí que te hace interactuar con las muestras y actividades. Y también, porque el legado de María Elena está más vivo que nunca. Tanto por su vínculo con los niños como por su manifiesto feminista", dijo Enrique Avogadro, ministro de cultura porteño.

-Más allá de su obra para los más chicos, María Elena fue una artista muy completa. Me pone contenta que se resalte su lado poético, porque fue muy reconocida en su momento. Después, por esas cosas de las modas, hubo un momento en que la poesía tomó otro camino, que desdeñó la rima, por ejemplo, y quedó un poco marginada. Pero la poesía de María Elena será eterna.

Como toda su obra.

-Sí, la poesía de María Elena será eterna, como ella.

Lo dice Sara Facio, y también le brillan los ojos.

 

SEGUÍ LEYENDO

Cinco preciosos homenajes musicales a María Elena Walsh

Sara Facio: "No quise exponer antes mis fotos sobre Perón porque sabía que se iban a utilizar de forma política"

Tomás Downey obtuvo el primer concurso de cuentos de la Fundación María Elena Walsh

Cargando....
A %d blogueros les gusta esto: