Image default
Sin categoría

Una muestra “elemental”: un recorrido por las joyas de la biblioteca personal de Arthur Conan Doyle

400 libros de y sobre Sir Arthur Conan Doyle en la Biblioteca Nacional
400 libros de y sobre Sir Arthur Conan Doyle en la Biblioteca Nacional

Sherlock Holmes, el gran investigador, el pionero, la mente que podía desentrañar los misterios como nadie hasta entonces. Sir Arthur Conan Doyle, el escritor, el vanguardista, la imaginación que pudo crear un personaje de ficción que marcó el camino hacia todo un género literario. Hoy, ambos, vuelven a reunirse en una fantástica muestra que se realiza, hasta el 28 de junio, en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, de Argentina.

La exposición Los libros de sir Arthur Conan Doyle  no solo reúne diferentes ediciones del "padre fundador" de todos los detectives, sino también incunables de la biblioteca personal del prolífico autor. Si bien asociar a Conan Doyle con el universo Holmes, y viceversa, resulta inevitable, es también cierto que el autor galés, nacido en Edimburgo hace ya casi 160 años, fue mucho más que el "padre de la criatura".

Sir Arthur Conan Doyle
Sir Arthur Conan Doyle

Infobae Cultura se comunicó vía mail con William Zachs, a quien le pertenece todo este acervo bibliográfico, que por primera vez es expuesto para el público en todo el mundo, quien sin temor a las miradas de sorpresa afirmó: "Hasta que adquirí cuatrocientos libros de la biblioteca de sir Arthur Conan Doyle en 2016, no había leído ni una sola palabra escrita por él".

Lo cierto es que Zachs tenía preferencia por Walter Scott, el prolífico escritor del Romanticismo, también nacido en Edimburgo, hace casi un cuarto de siglo, y que es considerado como el inventor de la novela histórica. "Scott era muy admirado por Conan Doyle, quien fue enormemente popular y ampliamente traducido. Él fue el motivo por el que, en 1983, a la edad de 22 años, vine a Escocia desde los EE. UU. No mucho antes, me había enganchado a sus novelas y poesía mientras estudiaba en Berkeley, California".

Zachs consideró entonces que la gran ciudad literaria de Europa sería la mejor manera de entender los escritos de Scott, ya que le permitiría sumergirse "en las escenas, los sonidos y las sensibilidades de su propia tierra natal". Su idea era estar allí un año, nunca se fue.

La Gran Guerra afectó profundamente al autor
La Gran Guerra afectó profundamente al autor

"Esta parte significativa de la biblioteca de Conan Doyle revela la estrecha conexión entre el autor y sus libros. Para él eran una parte íntima y esencial de su identidad y una clave para comprender los personajes que creó y las historias que contó", dijo.

"Era un escritor muy prolífico, con casi cien libros en su haber, de los cuales solo una parte son historias de Sherlock Holmes. Hay escritos sobre espiritualismo, historias de guerras, relatos de viajes, novelas y poesía".

La exhibición está compuesta por tres etapas: En la primera, copias de los escritos propios de Conan Doyle, con anotaciones personales y otros estrechamente relacionados con miembros de la familia.

En la segunda, se encuentran ejemplares de otros autores dedicados a Conan Doyle (también unos cien volúmenes), como J. M. Barrie, padre de Peter Pan, y H. G. Wells (La máquina del tiempo y Guerra de los mundos), y otros que fueron cayendo en la ingratitud del olvido para la mayoría. La tercera está compuesta por los libros que Conan Doyle adquiría, su propia selección de títulos (unos doscientos volúmenes), incluidos aquellos ejemplares con valor sentimental pertenecientes a miembros de la familia, como sus padres y hermanos.

"En estos volúmenes descubrimos a Conan Doyle el espiritualista, el defensor de la justicia social, el historiador de la guerra, el novelista y poeta, el hombre de familia y el deportista", explicó Zachs. La muestra, además, consta de una recreación escenográfica de la famosa oficina de Baker Street en Londres, hogar ficcional de Holmes y el Doctor Watson.

El despacho de Holmes y Watson en Baker Street
El despacho de Holmes y Watson en Baker Street

En ese sentido, una sala está dedicada a Holmes a través de originales y versiones ilustradas, adaptaciones y comentados por el autor. A su vez, se homenajea a otros personaje del mundo investigativo con referencias a Edgard Allan Poe, Raúl Waleis y Henry Cauvain.

Otra creación de Conan Doyle, el Profesor Challenger -una especie de Mr Hyde de Holmes, que a diferencia del detective era agresivo y de mal caracter- tiene su espacio a partir de libros, ilustraciones, mapas, planos, adaptaciones y fotos de película.

Finalmente, también se ingresa en uno de los aspectos más polémicos -hoy- del escritor, su obsesión por los espíritus. A través de libros y escritos se plantea no solo su relación con el espiritismo sino también su relación -al principio de amistad, luego de rencores- con el gran ilusionista Harry Houdini.

5 incunables de la colección 

The Journal of Sir Walter Scott (1890)

El libro comprende el diario personal del autor entre 1825 y 1832. En el mismo relata el desastre financiero que le sobrevino a principios de 1826 y los esfuerzos que realizó durante los próximos siete años para pagar su deuda produciendo libro tras libro, con un extenso éxito en ventas. Desde su aparición es considerado por muchos críticos como uno de los mejores diarios jamás escritos en inglés.

"Esta es una copia muy anotada, en donde de Conan Doyle se involucra en una especie de conversación con el escritor que había fallecido un cuarto de siglo antes de que él naciera. Sin embargo, no son anotaciones relacionadas al espiritualismo, tema por el que sir Arthur se interesaría tanto en la última parte de su vida y por la que es ridiculizado a veces. Más bien fue un diálogo privado entre dos escritores. Las anotaciones en esta copia redefinen la relación entre estos autores escoceses aclamados. ¿Cuál es la naturaleza de la creatividad? ¿Cómo funciona la mente inconsciente para producir una escritura imaginativa? Estas son las preguntas que Conan Doyle considera al interrogar a su héroe", explica Zachs.

Correspondencia de Robert Louis Stevenson

Stevenson, novelista, poeta y ensayista escocés -sí, también originario de Edimburgo-, fue el primero en descubrir en quién se había inspirado Conan Doyle para crear al célebre Holmes.

En un juego de dos volúmenes de la correspondencia del autor de La isla del tesoro y El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde con su familia y amigos se encuentran cuatro misivas donde, perceptivamente, deduce que el modelo de Holmes se parece muchísimo al profesor de Medicina de la Universidad de Edimburgo, Joseph Bell.

Primera edición de Estudio en escarlata

En 1887 Conan Doyle se convirtió definitivamente en una celebridad de la literatura gracias a la publicación de Estudio en escarlata en Beeton's Christmas Annual, por el recibió apenas 20 libras -incluidos los derechos-, decisión desesperada por problemas financieros y que por siempre lamentaría.

La copia no es solo especial por ser la primera, sino también por la historia que se desprende de ellas en sus páginas, gracias a los aportes posteriores del autor: "Fue pensada como un regalo e inscrita en la página del título, 'Con elogios del autor'. Sin embargo, pensándolo bien, Conan Doyle tachó esta inscripción y escribió encima de ella: 'Para las críticas, vea el final'", explicó Zachs en el brochure de la muestra.

Y agregó: "Al final del libro encuadernó, encolados en páginas en blanco, reseñas y noticias de A Study in Scarlet que fueron apareciendo en los meses posteriores a la publicación. Conan Doyle anota los nombres de los periódicos donde fueron publicadas. Aquí hay un registro notable de lo que el autor esperaba fuera su primer éxito literario significativo. Uno se pregunta, ¿en qué momento de la compilación de estos artículos olvidados se dio cuenta de que este éxito no solo transformaría su vida, sino que tendría un impacto tan generalizado en millones (quizás incluso miles de millones) de personas?"

El capitán del polestar y otros cuentos

El autor solía realizar anotaciones en obras ya publicadas para sumar estos cambios a las futuras ediciones. La copia de 1896 de Captain of the Polestar es una de esas piezas que guardan de puño y letra las correcciones para una segunda tirada que jamás llegó a ver la luz.

Sobre las hadas 

En 1917, dos jóvenes británicas tomaron 14 fotografías de hadas -luego de mucho tiempo confesaron el engaño- y el caso se convirtió en un suceso en las islas. El libro, The Coming of the Fairies (La venida de las hadas), es el resultado de aquel caso.

El escritor había perdido a su hijo ya y desde hacía un tiempo se había acercado al espiritismo. Esta publicación, que lleva como subtítulo Wanderings of a Spiritualist (de un espiritista) está lejos de ser un compendio científico-deductivo sobre el tema, sino que debido a sus ilustraciones es más cercano a un libro infantil.

“Frances y la ronda de hadas”, tomada por Elsie Wright, en 1917. Fue una de las dos primeras imágenes que las chicas tomaron para demostrar la existencia de las hadas
“Frances y la ronda de hadas”, tomada por Elsie Wright, en 1917. Fue una de las dos primeras imágenes que las chicas tomaron para demostrar la existencia de las hadas

 

*Los libros de sir Arthur Conan Doyle
Biblioteca Nacional, Agüero 2502, Ciudad de Buenos Aires.
De lunes a viernes de 9 a 21, sábados y domingos de 12 a 19 en las salas Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo
Entrada libre y gratuita hasta el 28 de julio

SIGA LEYENDO

Sherlock Holmes elemental: el investigador que trascendió a su tiempo

La increíble historia de las fotos de "hadas reales" que engañaron hasta a Conan Doyle

Cargando....
A %d blogueros les gusta esto: