+5493434610086 info@mundoentrerriano.com
domingo, abril 18, 2021
Política

Alberto Fernández utilizó Davos para ratificar su política exterior

Mandar a un amigo.

El discurso presidencial frente a los representantes más poderosos del capitalismo global terminó de confirmar su intención de conjugar una agenda geopolítica cercana a la mirada global de Francisco, Angela Merkel y Emmanuel Macron

El fin de semana pasado, Alberto Fernández aprovechó la soledad de Olivos para escribir su discurso en Davos. El Presidente sostiene en la intimidad del poder que la pandemia concede una oportunidad de crear un nuevo orden mundial y apuntala ese pensamiento en la perspectiva global de Francisco, Angela Merkel y Emmanuel Macron.

Alberto Fernández utilizó la oportunidad de Davos para explicitar su política exterior ante los protagonistas más importantes del capitalismo moderno y tomar distancia del kirchnerismo duro que todavía propone una agenda ideológica vinculada a los antiguos cánones estatistas del siglo XX.

El Presidente escribe sus discursos a solas, pero en esta circunstancia debatió sus ideas con Martín Guzmán y Gustavo Béliz. El secretario de Asuntos Estratégicos, Béliz, tiene cercanía ideológica con Francisco y es su amigo personal. El Papa organizó un seminario de economistas en Asis, y allí hizo un aporte notable Luigino Bruni, profesor de Economía Política en la LUMSA (Libera Universita Maria Santissima Assunta) de Roma.

Bruni tituló su último libro Capitalismo infeliz, que tiene 170 páginas y se puede leer en tres horas. Béliz leyó Capitalismo infeliz e hizo una referencia a Alberto Fernández. El presidente elogió la mirada de Bruni y Béliz le regaló un ejemplar que Alberto Fernández tenía a mano cuando hizo su discurso en Davos.

“Un mal común (el COVID-19) nos reveló qué es el bien común y la pandemia nos ha hecho ver que con los bienes comunes son necesarias las comunidades y no solo el mercado. La salud, la seguridad, la educación no pueden quedar libradas al juego del lucro”, sostuvo Bruni cuando le preguntaron sobre la actual situación del mundo.

Esta perspectiva sobre las consecuencias sociales y económicas de la pandemia impactaron sobre el Presidente, y por eso refirió a Bruni y su libro Capitalismo infeliz ante los más poderosos CEO, banqueros y líderes políticos del mundo que todos los años participan del Foro de Davos.