+5493434610086 info@mundoentrerriano.com
viernes, septiembre 24, 2021
DestacadasPolítica

Morchio trató de “ignorantes” a funcionarios nacionales

Mandar a un amigo.
“La carne que se consume en las carnicerías de Paraná o de Gualeguay son vaquillas o novillos de feedlot, no es el novillo de 500 o 600 kilos que se exporta a China·”, cuestionó el senador de Juntos por el Cambio tras el paro, producto de la medida del Ejecutivo nacional.

Francisco Morchio calificó de “ignorantes” y “trasnochados” a los funcionarios nacionales que dispusieron el cierre de las exportaciones de carnes.

Las expresiones del presidente del bloque de Juntos por el Cambio en el Senado no dudó en calificar y considerar que se tomó una medida desde la “total ignorancia” y valoró la oposición a esta medida que manifestaron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Pierotti (Santa Fe) como también la del ministro de la Producción de Entre Ríos, Juan José Bahillo. “Deseo y espero que también se exprese en contra el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet”, instó en la semana en que se trató la ley de promoción ovina, aprobada por unanimidad en la Cámara alta y la que consideró como “una muy buena ley”.

Morchio consideró que cerrar las exportaciones es una medida de total desconocimiento e ignorancia de lo que se produce y consume en la Argentina. En ese sentido, señaló que la carne de exportación vacuna lleva tres años de producción para tener un novillo de 500 o 600 kilos”.

“El gobierno nacional decidió cerrar las exportaciones de carne por 30 días y esto llevó a un paro de las entidades agropecuarias. Esta medida se tomó en la absoluta y completa ignorancia, primero biológica de las características de lo que se consume. La carne que se consume en las carnicerías de Paraná o de Gualeguay son vaquillas o novillos de feedlot, no es el novillo de 500 o 600 kilos que se exporta a China, esta es la primera ignorancia que marco en esta media. Segundo, es desconocer el trabajo y esfuerzo del productor que para lograr un novillo de exportación de 500 o 600 kilos demora tres años”, detalló.

Asimismo, recordó que medidas similares en gestiones pasadas llevaron a que no se recuperen mercados importantes como fueron Alemania. En ese sentido, dijo que el cierre de exportaciones provocará despidos, no que la carne baje su precio ni tampoco va a parar la inflación.