+5493434610086 info@mundoentrerriano.com
lunes, abril 19, 2021
Generales

El tío de Bashar al Asad a juicio a Francia por fortuna inmobiliaria «mal habida»

El tío del presidente sirio Bashar al Asad, Rifaat, será juzgado a partir del lunes en París en un caso de "bienes mal habidos",  es decir las presuntas irregularidades y operaciones fraudulentas que le ayudaron levantar un imperio inmobiliario en Francia valorado en 90 millones de euros.

El banquillo de los acusados estará vacío por "razones médicas", indicaron a la AFP los abogados de Rifaat al Asad, hermano menor del expresidente Hazef al Asad, de 82 años, y residente británico.

Rifaat al Asad será juzgado hasta el 18 de diciembre por "blanqueo en banda organizada" de fraude fiscal agravado y desvío de fondos públicos sirios entre 1984 et 2016. El acusado rechaza todas los cargos.

Uno de los pilares del régimen de Damasco, Rifaat al Asad fue el jefe de las fuerzas de élite de la seguridad interior, las Brigadas de Defensa, que reprimieron de manera sangrienta una insurrección islamista en 1982, acción que le valió el apodo de "el carnicero de Hama".

Obligado a salir de su país en 1984 tras un fallido golpe de Estado fallido contra su hermano Hafez -el padre de Bashar-, en el poder de 1971 a 2000, Rifaat se instaló en Suiza y luego en Francia.

Con sus cuatro esposas, sus hijos y unos 200 fieles que lo siguieron en el exilio, amasó en Europa una fortuna inmobiliaria que terminó por levantar sospechas.

La justicia francesa abrió una investigación en 2014 luego de denuncias presentadas por las oenegés anticorrupción Sherpa y Transparencia Internacional.

Solo en Francia, Rifaat al Asad posee dos mansiones y unos cuarenta apartamentos en los barrios parisinos más elegantes, así como un castillo y un haras en el valle del Oise.

Ese patrimonio está estimado en unos 90 millones de euros (unos 100 millones de dólares), a lo que deben sumarse decenas de millones correspondientes a bienes vendidos.

Adquiridos en su mayoría en los años 1980, esos inmuebles, aprehendidos actualmente, estuvieron en manos de empresas registradas durante una época en paraísos fiscales y luego en Luxemburgo, administradas a través de cuentas en Gibraltar.

Para el juez Renaud Van Ruymbeke, que instruye la causa, esas pantallas de humo habrían permitido pagar menos impuestos y ocultar el origen del dinero.

- Millones sauditas -

¿Pero de dónde provienen esos fondos, teniendo en cuenta que Rifaat al Asad no tenía ninguna fortuna en Siria?

El acusado asegura que este dinero, lícito, proviene de una ayuda financiera "continua y masiva" que le otorgó Abdalá, príncipe heredero y luego rey saudita, desde los años 1980 hasta su muerte en 2015.

Durante la investigación, sus abogados presentaron extractos bancarios que justifican cuatro donaciones sauditas: una en 1984 y las tres restantes entre 2008 y 2010.

El juez solo aceptó la primera donación por 10 millones de dólares, calificando a la prueba de todos modos de muy "insuficiente". Las otras tres a su entender fueron muy tardías para explicar una fortuna amasada en los años 1980.

Para el magistrado, fueron necesarios "cientos de millones de dólares" para financiar las inversiones europeas de Rifaat al Asad y su tren de vida. Ese dinero proviene de "desvío de fondos públicos sirios", según Van Ruymbeke.

El tío de Bashar al Asad no solo tiene problemas con la justicia francesa.

En España, un magistrado propuso el 22 de noviembre llevarlo a juicio por el presunto blanqueo de "más de 600 millones de euros" (unos 660 millones de dólares).

Según el auto dado a conocer, el juez José de la Mata lo acusa de liderar "un grupo criminal" integrado por 8 de sus hijos, dos de sus cuatro mujeres y testaferros, que obedecían sus órdenes.

La investigación judicial en España le atribuye un total de 507 propiedades inmobiliarias, de un valor de unos 695 millones de euros.

jmo/blb/cam/mar/bl