+5493434610086 info@mundoentrerriano.com
viernes, septiembre 24, 2021
Interés GeneralParaná

El río Paraná registró en junio el segundo caudal más bajo en 120 años

Mandar a un amigo.

El déficit hídrico continúa en todo el río Paraná y junio registró el segundo caudal de agua más bajo de los últimos 120 años. Las estadísticas se desprenden del último informe del estado de situación del río Paraná, de la Entidad Binacional Yacyretá, actualizado ayer. En el documento indicaron que el caudal afluente del último mes promedió los 6.200 metros cúbicos por segundo (m³/s).

El valor es igual al registrado en 1934 y el segundo más bajo de la serie 1901-2020: representó apenas un 6% más de caudal que el mínimo registrado en junio del año 1944, de 5.800 m³/s.

Los valores evidencian el carácter grave del déficit hídrico en el río Paraná.

En la ciudad de Paraná, esta madrugada el río registró 0,5 centímetros, es decir que descendió tres centímetros con respecto a la marca de la víspera, informaron desde Prefectura

El director de Hidráulica de Entre Ríos, Cristian Gietz, dijo ayer que “habría en octubre, probablemente un cambio de tendencia muy paulatino”, pero “recién a partir del año que viene tendremos un poco más de normalidad, que para esta zona son unos tres metros de altura”.
La escasez de precipitaciones
La tendencia está asociada a la persistente escasez de precipitaciones ocurridas en la cuenca del río Paraná aportante a Yacyretá, donde se observaron fuertes anomalías negativas para el período que inició en julio 2020 y persiste hasta la actualidad.

La entidad reiteró que los pronósticos de lluvias producidos por los diferentes centros meteorológicos de referencia no prevén precipitaciones de significancia hidrológica sobre la cuenca de aporte directo al embalse y regiones adyacentes.

La situación de déficit hídrico inició en el segundo semestre de 2019, caracterizado por precipitaciones inferiores a lo normal en la cuenca del Paraná de aporte a Yacyretá.

La tendencia se acentuó en el 2020, resultando ser el quinto año más seco desde 1961. El déficit de lluvia osciló mayormente entre el 20% y 60% respecto de los valores considerados normales.